El globalismo nos quiere federales

Sobre muchos países se cierne un peligro cierto que consiste en la puesta en marcha de tensiones centrífugas, materializadas en movimientos secesionistas o regionalistas, cuando no separatistas o federalistas. Estas fuerzas terminan balcanizando los estados. «Balcanizar», como todo el mundo sabe, significa dividir y enfrentar, para terminar provocando la guerra y la pobreza. Tras ellas, el endeudamiento acaba el trabajo llevando a la miseria a los pueblos que sufren este proceso. El antiguo y conocido «divide y vencerás».

España no se ha librado de estas influencias. Ya en tiempos de la II República se fomentaron los movimientos «autonómicos» que terminaron con la declaración de independencia de Cataluña en 1934 y la declaración de guerra por el gobierno de entonces. La guerra comenzó por la secesión catalana y no por el levantamiento del ejército en 1936.

Con el régimen de la Constitución de 1978, se normalizaron las Comunidades Autónomas, en un intento de acallar las voces «de libertad», y pretendiendo que, con tales administraciones regionales, perdiera fuelle la tensión reivindicativa secesionista. Durante 40 años se ha «estirado la goma» y ahora, en 2019, está a punto de romperse, porque no da más de sí. Las competencias del Estado, en la mayoría de los casos, se han cedido hasta llegar al límite. Tal barrera se ha sobrepasado en Cataluña, con el golpe de Estado a la nación acaecido en octubre de 2017, pero el proceso judicial, con su sentencia y cumplimiento de la condena al que han sido sometidos los responsables no frenará la tendencia secesionista, sino todo lo contrario. ¿Por qué sucede esto?.

La causa está en que, al contrario de lo que podría deducirse de una reflexión calmada y racional, los «poderes fácticos» no alientan a la opinión pública (¿existe eso?) a una contención de gasto, a la responsabilidad y a la unidad territorial en aras de fortalecer el estado frente al resto de entes internacionales con los que compiten. El peligro actual (ahora y siempre, por cierto) consiste en que la nación, si es muy pequeña, resulte literalmente devorada por las otras naciones y caiga en las manos de intereses y empresas ajenos.

Poco hay que romperse la cabeza para llegar a deducir que tales «poderes fácticos» persiguen precisamente eso: naciones débiles. O al menos ciertas naciones. El federalismo fomentado por la Unión Europea lo es, siempre que no afecte a Francia y Alemania. Pero el federalismo mundial es anterior a la Unión Europea. El Movimiento Federalista Mundial (WFM), fundado en 1947, es un movimiento global de ciudadanos con miembros y organizaciones asociadas alrededor del mundo, que aboga por el establecimiento de un sistema federalista mundial en régimen de democracia mundial (1).

En 1954, se cambió el nombre por el de «Movimiento Universal por una Federación Mundial (MUFM)», en inglés «World Movement for World Federal Government», nombre que llevó hasta 1956. Después se transformó en «World Association for World Federation» (W.A.W.F.) – Movimiento Universal por una Federación Mundial – y después, aun, en «World Federalist Movement» (20º congreso, 1978).

 La ambición del Movimiento de los Federalistas Mundiales es «investir a las instituciones internacionales de una autoridad política democrática, para ocuparse de los problemas que no pueden tratarse sino a nivel mundial, reconociendo no obstante la soberanía de los Estados en ciertos campos de su política interior». El movimiento milita por un reforzamiento de la ONU y por su democratización, por una regulación política de la economía en el plano mundial y por la constitución de grandes «federaciones regionales», como etapa intermedia hacia una federación mundial.

Este movimiento está apoyado por la Unión de Federalistas Europeos (2) y, en España, por la Unión de Europeístas y Federalistas de España (UEF España) (3). En Madrid (4) tienen su propia asociación.

El Movimiento Federalista Mundial (WFM) está directamente fundado por las siguientes fundaciones, individuos, gobiernos y otras instituciones (5):

  • La Fundación Ford
  • Humanidad unida
  • La Fundación John D. y Catherine T. MacArthur
  • El fideicomiso Sigrid Rausing
  • Fundación Open Society
  • La Fundación Planethood
  • Home Rule a nivel mundial
  • Fundación Paul D. Schurgot
  • Fundación Samuel Rubin
  • La Fundación Herman Goldman
  • Fundación Thomas A. Todd
  • Fondo del Grupo de Meditación del Servicio Mundial para Justicia, Paz y Democracia
  • Fundación United World of the Universe
  • La Mancomunidad de Australia
  • La Unión Europea
  • El Gran Ducado de Luxemburgo
  • Ayuda irlandesa
  • El reino de Bélgica
  • El reino de Dinamarca
  • El reino de los Países Bajos
  • El reino de Noruega
  • El reino de Suecia
  • El gobierno de Nueva Zelanda
  • El principado de Liechtenstein
  • La república de Austria
  • La república de Finlandia
  • La Confederación Suiza

Como puede observarse, entre otros, financian al Movimiento Federalista Mundial (WFM) la Open Society de Soros, la fundación Ford y la Unión Europea. Soros se apoyó desde principios del 2000 en el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (6), grupo de eurodiputados compuesto por casi todos los diputados del Partido de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa y del Partido Demócrata Europeo, así como de algunos partidos no adscritos. Posteriormente, y esto lo sabemos por las filtraciones de documentación de la Open Society acerca de los eurodiputados confiables. Vea el PDF que se muestra a continuación

Este documento abarca 11 comités y 26 delegaciones, así como los más altos órganos de toma de decisiones del Parlamento Europeo: 226 eurodiputados que son aliados probados o probables de la Open Society.

La presencia de diputados al Parlamento Europeo en este documento indica que es probable que apoyen los trabajos o proyectos de la Open Society de Soros.

En la página 97 del documento se detallan los eurodiputados españoles que son aliados o es probable que apoyen las políticas de Soros. 

El portavoz de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, Guy Verhofstadt, en la sesión celebrada el pasado 4 de octubre en el Parlamento Europeo, abordó la crisis política en Cataluña.

Verhofstadt, primer ministro de Bélgica entre 1999 y 2008 y fundador del Grupo Spinelli con el francés Daniel Cohn Bendit, abogó, en un discurso que se ha hecho viral en las redes sociales, por el diálogo y por no ampararse en la ley para eludir la necesidad de abordar los problemas políticos subrayando la necesidad de abordar el conflicto en Cataluña desde una perspectiva federalista y europeísta. “Necesitamos una visión de futuro que contemple a todas las personas que viven en España, un Estado multicultural, multilingüe y federal enraizado en una Europa multicultural, multilingüe y federal“, aseguró (7).

En el sitio web Open Democracy, de Georges Soros, se publicó el 11 de octubre de 2017 un artículo sobre la necesidad de diálogo y de cambiar el prisma político bajo el que se estaba planteando la cuestión de la independencia catalana (8). Este artículo criticaba , de forma muy parcial, por supuesto, la actitud del gobierno español en relación a las operativas del 1-O y la puesta en marcha del referendum (ilegal) por la independencia de Cataluña. Se critica ampliamente el papel del gobierno y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, y se hace ver que toda la oposición no deja de ser sino la aparición de vestigios «franquistas» («en forma de pequeños grupos de personas envueltas en banderas españolas cantando el himno fascista Cara al Sol y coreando «¡A por ellos!» (refiriéndose a ir tras los independentistas»). En fin, el artículo es un panegírico que ensalza el movimiento independentista catalán.  

Con esto constatamos cómo el globalismo apoya los movimientos secesionistas y separatistas, en aras de fomentar la división de los territorios.

El partido Unidas Podemos va por la misma linea, de defender una España federal.  Nunca lo han negado, no así el PSOE de Sanchez, quienes según les sopla el viento, hablan de federalismo o se callan (9).

Sin ir más lejos Joseph Borrell quien, en octubre de 2017 se mostró como adalid de la unidad de España (10), diciendo: 

Catalunya no es una colonia» ni un «Estado ocupado militarmente» y ha hecho un llamamiento al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a que «no empuje el país hacia el precipicio». 

no tuvo problemas para reunirse con Georges Soros meses después, en junio de 2018, en una reunión secreta que luego trascendió a los medios y de cuyo contenido no se sabe nada. En efecto, según Vozpópuli (11):

«George Soros se reunió el miércoles con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, según ha adelantado Okdiario y ha podido saber Vozpópuli. Las entrevistas se celebraron en secreto en el Palacio de la Moncloa y la sede del Ministerio y se organizaron el mismo miércoles por la mañana, cuando Soros anunció una visita relámpago a Madrid.»

Pero es que no lo disimula, y en su propio Twitter, Borrell hace gala de sus contactos con el multimillonario húngaro: 

La gran mayoría de los políticos españoles están por la labor de convertir España en un país federal. Algunos partidos lo hacen o dicen abiertamente, otros de manera más soterrada. Recientemente (noviembre de 2019) se han reunido en Barcelona en la IV Convención Federalista, auspiciada por la Fundación Rafael Campalans («El think tank del socialisme català»). Esta fundación desarrolla su trabajo en torno a cinco grandes ejes: impulsar la reflexión en torno al federalismo; seguir la evolución del debate sobre la socialdemocracia; elaborar estudios sobre políticas de bienestar; ofrecer ideas para avanzar en la construcción europea; y evaluar y elaborar propuestas de implementación de políticas de inmigración.

Como ellos dicen:

«En esta cuarta edición se pretendía consolidar el trabajo iniciado en 2015, haciendo que la Convención se convirtiera en un referente político y punto de encuentro de intelectuales, expertos, líderes e interesados en la idea federal.

Este 2019 la Convención tuvo dos mesas de debate, una sobre el documento que el profesor Eliseo Aja ha elaborado en los últimos meses y que se presentó en la convención, ‘España y el federalismo complejo‘, y una mesa política de alto nivel con representantes de diferentes partidos, que debatieron sobre la necesidad de avanzar hacia una reforma federal de España.»

Como se puede ver, pretenden avanzar hacia la reforma de la estructura del país, dándole una forma federal, lo que supondría una modificación de la Constitución. Si la idea es, como suponemos, que sea una república federal, se cargarán, en la misma operación, la monarquía.

En tal reunión estuvieron representados los Socialistas de Cataluña, con Miguel Iceta, quien dijo que «en estos momentos no se dan las condiciones para la gran solución» ya que «la divergencia política entre las principales fuerzas españolas es tal que no permite ni facilita el diálogo ni el planteamiento de la reforma federal «, pero que si hay» solución al problema territorial «, esta» se inscribirá en la doctrina del ideal federal «.

Fíjense bien que, el diputado en el Parlamento de Cataluña por Ciudadanos, Nacho Martín Blanco, hizo un discurso en defensa de la unidad de España y contra el desafío independentista de estos últimos años y, especialmente, de estos últimos meses. Al menos, no descartó poder profundizar, en el futuro, en un enfoque federal si se mantiene y garantiza el estado de derecho y el cumplimiento de la Constitución.

Joan Tardà, ex diputado en el Congreso por Esquerra Republicana de Cataluña dijo que «Es evidente que España es un estado democrático reconocido por la comunidad internacional e incluso por estados no democráticos». Por lo menos, apuntó que cuestionó si «la calidad democrática de España es suficiente y bastante excelente para encarar un reto que muchos llaman« cuestión interna »». Tardà también instó a «fomentar la cultura del no bloqueo, del diálogo sin condiciones» ya que, según él, «el diálogo y el reconocimiento al federalismo, al autonomismo e incluso al unionismo más recalcitrante, son subsidiarios del derecho a decidir «.

Unidas Podemos

Unidas Podemos, partido creado a raíz del movimiento 15-M, es una organización política que depende de Georges Soros. Según Cristina Martín Jimenez, autora del libro «Los planes del Club Bilderberg para España«, este partido político está «en el ajo» y se cuidan mucho de criticar las reuniones del Club. Por eso, UP defiende el «derecho a decidir» en Cataluña y para ellos los referendums no son lineas rojas (13). 

En noviembre de 2017, Pablo Iglesias presentó su libro: El Presidente de Podemos ha presentado en Madrid el libro ‘Repensar la España plurinacional’ junto con la diputada Meri Pita y el portavoz de En Comú Podem y candidato a las elecciones catalanas, Xavier Domènech (14)

En «Otra vuelta de tuerka», Pablo Iglesias entrevistó al analista británico, y comunista Owen Jones y tal personaje ya había apoyado a Iglesias en 2015 en las elecciones generales, participando en un mitin en Asturias.  Owen Jones, está considerado como uno de los escritores más influyentes del Reino Unido, en materia política. Es autor de varios libros, en particular de Chavs: La demonización de la clase obrera, en el que analiza cómo la clase trabajadora ha pasado de ser «la sal de la tierra» a la «escoria de la tierra».  Desvelando la ignorancia y el prejuicio que están en el centro de la caricatura chav, retrata una realidad mucho más compleja: el estereotipo chav, dice, es utilizado por los gobiernos como pantalla para evitar comprometerse de verdad con los problemas sociales y económicos y justificar el aumento de la desigualdad. Basado en una investigación exhaustiva y original, este libro es una crítica irrefutable de los medios de comunicación y de la clase dirigente, y un retrato esclarecedor e inquietante de la desigualdad y el odio de clases en la Gran Bretaña actual. La edición incluye un nuevo capítulo que explora las causas y las consecuencias de los episodios de violencia que ocurrieron durante el verano de 2011 en Inglaterra.

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez está directamente relacionado con Georges Soros y sobra ya presentar pruebas de ello. Son conocidas las reuniones que ha mantenido desde el 2017 con este multimillonario húngaro, pero es que además se sabe que pertenece al NDI, Instituto Democrático Nacional, asociación norteamericana conectada al Partido Demócrata estadounidense que está subvencionada con fondos de la Fundación de George Soros, entre otros muchos partners, como Amazon, Google, etc….

La fundadora del NDI, una institución sin ánimo de lucro con sede en Washington, es Madeleine Albright, la ex secretaria de Estado durante la Presidencia de Bill Clinton.

Además de Open Society Foundation figuran como patrocinadores de NDI Amazon y Google, dos de las multinacionales a las que el Gobierno de Mariano Rajoy estudió cobrarles un impuesto con destino a los fondos de las pensiones. Tras la llegada de Sánchez a La Moncloa ese nuevo canon para las conocidas como sociedades tecnológicas quedó aparcado.

El NDI aparece como uno de los protagonistas en los «cambios de timón» o golpes suaves que constituyen las «revoluciones de colores». Dicho de otra manera, son los que provocan las revoluciones o cambios de gobierno en todo el mundo (15). 

Pedro Sanchez estuvo al servicio del FMI y del Banco Mundial cuando hubo que reconstruir los Balcanes (16), ya que con 26 años trabajó como asesor en el Parlamento Europeo con la socialista Bárbara Dührkop y más tarde como miembro del gabinete del alto representante de Naciones Unidas en BosniaCarlos Westendorp, durante la guerra de Kosovo (17).

En 2015 fue invitado al Club Bilderberg, lo cual indica que los globalistas trabajan con varios años de anticipación, pues en aquellos años era el lider del principal partido en la oposición. Esa visita le dio el impulso necesario para los años siguientes (18), ya que llegó a Secretario General del PSOE en 2017 y a Presidente del Gobierno en 2018. Y recuerdo algún comentario suyo sobre que «había venido para quedarse veinte años»… a ver si encuentro la reseña. Con ese plazo, tendrá tiempo suficiente para desmontar el sistema constitucional del 78 y montar una España federal. 

Si recordamos que Martin Schulz, lider de los socialistas en el parlamento europeo, planteó el catálogo de exigencias para Europa, y entre ellas, la más destacada fue sin duda la de una Europa federal antes de 2025. «Debemos reconocerlo ante nuestro electorado», pidió Schulz, «mucho de lo que debemos hacer no lo podemos hacer en el Bundestag. El mundo globalizado requiere de una Europa fuerte con capacidad de decisión sobre protección del clima, regulación de plataformas como Google o Faceboook, la lucha contra el terrorismo o la respuesta solidaria a la realidad de los refugiados». Sobre este punto insistió en que no aceptará un tope al número de admisiones en Alemania (19).

(1)  Asociación Proyecto Gobierno Democrático Mundial (APGDM).

(2) Unión de Federalistas Europeos (UEF).

(3) Unión de Europeístas y federalistas de España (UEFE).

(4) Unión de Europeístas y Federalistas de Madrid (UEFM).

(5) Fundadores del movimiento Federalista Mundial.

(6) Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa.

(7) Guy Verhofstadt: “La solución es una España federal en una Europa federal”.

(8) España: #Hablemos? #Parlem?

(9) El PSOE aparca la España federal.

(10) Discurso íntegro de Josep Borrell en la manifestación de Barcelona

(11) Soros se entrevista en secreto con Pedro Sánchez y Josep Borrell en Madrid. 

(12) IV Convención Federalista de Barcelona.

(13) ¿Cual es la conexión entre Podemos y el Club Bilderberg?.

(14) Pablo Iglesias: «En España hay cuatro naciones que comparten un mismo Estado»

(15) Nuevo Orden y revoluciones no violentas.

(16) Pedro Sánchez en los Balcanes.

(17) Pedro Sánchez, primeros años.

(18) Pedro Sánchez en Bilderberg (2015).

(19) Schulz quiere una Europa federal en 2025.

About the author

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *